Product_Similac3kid_HMO

Beneficios de la fórmula mejorada de Similac® 3 Kid

La fórmula mejorada de Similac® 3 Kid además de tener una mezcla única de grasas que ayudan a que tu hijo tenga una buena digestión, ahora incluye HMO*, un ingrediente clave para la nutrición y protección de tu hijo, que promueve el desarrollo del sistema inmunológico y será bien absorbido por su organismo, pues Similac® 3 Kid no contiene oleína de palma. Conoce sus beneficios.

· El HMO* actúa como prebiótico al alimentar las bacterias buenas del intestino.

· El HMO* que contiene la fórmula ProSensitive de Similac® 3 Kid, se adhiere y elimina bacterias malas en el intestino.

· El HMO* ayuda a regular el sistema inmune.

Similac® 3 Kid: Similac 3 Kid ProSensitive, alimento lácteo en polvo para niños en crecimiento mayores de 2 años que combina una mezcla única de grasas de fácil digestión con el prebiótico HMO 2´- FL, Nucleótidos, DHA, y Luteina. Reg. San.: RSA-002860-2017. Este producto no reemplaza una alimentación adecuada.

*Oligosacárido 2’-fucosilactosa (2’FL)
*HMO 2’-FL

Similac® 3 Kid - 400g



Lata Similac 3 Kid

Similac® 3 Kid - 850g

Lata Similac 3 Kid

Similac® 3 Kid - ECONOPACK

Econopack Similac 3 Kid

Similac® 3 Kid - Empaque reutilizable x350gr

Similac® 3 Kid - Empaque reutilizable x350gr

Importancia de los HMOs en los sistemas digestivo e inmune

El intestino además de encargarse de que los nutrientes se absorban para que los niños crezcan sanos y se nutran bien, crea una defensa que previene alergias y enfermedades. Es así como se fortalece el sistema inmunológico.
Muchos estudios han demostrado que se genera un mejor desarrollo de las defensas de los niños cuando son alimentados con leche materna. Este es el resultado de un trabajo colaborativo y perfectamente coordinado entre los HMOs: ingredientes clave para la nutrición y protección de tu hijo, las bacterias buenas del sistema digestivo, el intestino y su buen funcionamiento.
Pero entonces ¿qué son los HMOs? ¿de dónde vienen? ¿y para qué sirven exactamente? Descúbrelo y entiende por qué en Abbott se hicieron investigaciones durante 15 años para poder sintetizar el HMO* e incluirlo en sus fórmulas en el mundo.

¿Qué es el HMO*?
Además de ser un prebiótico o alimento para las bacterias buenas, actúa desde el intestino y fuera de él, protegiendo y promoviendo el desarrollo del sistema inmunológico de los niños.

¿En dónde se encuentra?
Hasta ahora solo se encontraba en la leche materna y es el tercer componente sólido más abundante en ella después de la lactosa y la grasa. Más del 70% de las madres del mundo lo producen.

¿Por qué es importante para el sistema digestivo?
Tiene una función que ayuda a que se dé un buen proceso digestivo, ayudándolo a madurar y evitando molestias en las barriguitas.

¿Por qué es importante para el sistema inmune?
Además de alimentar a las buenas bacterias del intestino, que colaboran con el sistema inmunológico, se ha determinado que se absorben en el torrente sanguíneo, reforzando también las defensas por fuera del intestino.

Similac® 3 Kid: Similac 3 Kid ProSensitive, alimento lácteo en polvo para niños en crecimiento mayores de 2 años que combina una mezcla única de grasas de fácil digestión con el prebiótico HMO 2´- FL, Nucleótidos, DHA, y Luteina. Reg. San.: RSA-002860-2017. Este producto no reemplaza una alimentación adecuada.

*Oligosacárido 2’-fucosilactosa (2’FL)
*HMO 2’-FL

Importancia de los HMOs

¿Sabías que la buena digestión protege a tu pequeño de enfermedades?

El intestino contiene el 70% del sistema inmune y las bacterias buenas que viven en el tracto digestivo estimulan este sistema para la generación adecuada de defensas.
El tracto digestivo es uno de los órganos más complejos e importantes del cuerpo humano, por eso al alimentar a un niño pequeño además de nutrirlo, es importante asegurarse de que tenga una buena digestión que le evite gases, cólicos, estreñimiento, vómito, reflujo o diarrea. Solo así el niño podrá recibir los nutrientes adecuadamente, desarrollará una función inmune efectiva y las bacterias buenas se podrán encargar de evitar enfermedades e infecciones.
La leche materna, por ejemplo, hace un excelente trabajo en este aspecto, pues tiene los nutrientes clave para la nutrición y protección de los niños llamados HMOs, los cuales se encargan de que la digestión actúe bien y de alimentar las bacterias buenas del tracto digestivo que estimulan el sistema inmune, previenen el crecimiento de bacterias malas y promueven el crecimiento de células que defienden el sistema inmune en el intestino.
Cuando un niño tiene una buena digestión y desarrolla adecuadamente su sistema inmune, es más resistente frente a situaciones cotidianas de la vida y tiene menos riesgo de adquirir infecciones gastrointestinales o respiratorias, y enfermedades alérgicas. Esto quiere decir que el niño podrá compartir con su mascota, acompañarte a donde vayas, jugar con otros niños, compartir tiempo con toda la familia, gatear por toda la casa, coger sus juguetes con las manos y salir al aire libre sin que tengas temor de que se enferme.
Sobre foto de una barriguita, se anima un sistema digestivo. Una gota junto a otros nutrientes, recorren el sistema digestivo desde el esófago. Al llegar al intestino los nutrientes se absorben, el intestino se ilumina y mientras aparecen bacterias buenas, el contorno de unas gotas se anima, creando ondas que protegen a todo el bebé. Después desaparece el intestino y sale una carita feliz.

¿Cómo influye la barriguita en el sistema inmune?

Muchos padres se preguntan cómo fortalecer el sistema inmune de los pequeños y cómo mejorar sus defensas, pero no todos saben que la respuesta está directamente relacionada con el sistema digestivo de los niños. Responderemos algunas dudas para que mamás y papás puedan entender mejor la relación del sistema inmune y el sistema digestivo en el bienestar de los niños.

¿De qué depende que un niño desarrolle bien su sistema inmune?
Son varios los factores que afectan este desarrollo, el más importante es la nutrición; la alimentación temprana que se le dé a los bebés va a determinar la salud y el desarrollo del intestino, que va a favorecer las defensas del cuerpo y el desarrollo de posibles enfermedades posteriores.
¿Qué pasa si el sistema digestivo falla?
Cuando el sistema digestivo de los niños no se desarrolla adecuadamente, no hay una buena tolerancia a los alimentos, es decir no hay una buena digestión y la absorción de los nutrientes no se lleva a cabo. Esto por un lado afecta el crecimiento adecuado de los niños y por otro interrumpe el trabajo de los nutrientes que se encargan de alimentar las bacterias benéficas en el intestino para que estas crezcan en función de la protección y la defensa del cuerpo.
¿Qué es exactamente el sistema inmune?
Es un sistema complejo de células, entre ellas unas llamadas inmunoglobulinas, que se tienen en el cuerpo y actúan para defender al organismo de los gérmenes que se encuentran en el medio ambiente. Es un sistema de protección, es el escudo que tenemos para protegernos de virus, bacterias y de ciertas enfermedades de carácter inflamatorio, que pueden afectar el desarrollo adecuado de los niños.
¿Por qué es tan importante reforzar el sistema inmune en los niños?
Es importante porque los niños en sus primeros años están expuestos a muchos cambios y solo con una alimentación que garantice una buena digestión, podrán estar protegidos al enfrentarse a nuevos ambientes e incluso a nuevas personas.
Esto además va a ser determinante al combatir procesos infecciosos, inflamatorios y enfermedades alérgicas. Definitivamente solo una buena alimentación temprana, va a disminuir la susceptibilidad que se tiene al desarrollar cualquier tipo de enfermedad.
¿Cuál es la importancia del intestino en el sistema inmune?
Es muy importante porque este es uno de los mayores órganos que tiene el cuerpo. Y no solo es importante porque allí se realiza la absorción de los nutrientes, sino porque es el sistema de defensa inicial contra todos esos gérmenes que ingresan por la boca, hacen su transito por el intestino y van a generar las defensas que se necesita para no desarrollar enfermedades o alergias a las que se están susceptibles en cualquier espacio.E
¿Qué consejos podemos darte?
Para el cuidado del desarrollo del sistema inmune y el sistema digestivo de los niños, el principal consejo es la nutrición durante la vida del niño. Inicialmente hablamos de leche materna, alimentación que se recomienda en los primeros 6 meses de manera exclusiva, dados los componentes que tiene este gran alimento. Todos los estudios, cuando se habla de nutrición en la infancia, están realizados con base en la leche materna y uno de sus componentes más importantes son los oligosacáridos de la leche materna, es decir los HMO.
¿Qué características tienen los HMO?

Son ingredientes que favorecen no solo la digestión, sino el desarrollo del sistema inmune. Estos se encargan de bloquear las bacterias que afectan a los niños, de evitar que se adhieran al intestino y que se generen enfermedades a nivel intestinal, a nivel respiratorio y también disminuyen el proceso inflamatorio de ciertas enfermedades crónicas. La lactancia materna se debe extender hasta cuando más se pueda y después se puede empezar la nutrición complementaria.
Siempre que se habla de nutrición, es importante tener en cuenta el equilibrio de nutrientes que debe ser individualizado para cada uno de los niños, para que este genere niños sanos con un crecimiento adecuado.

SIMILAC 3 KID PROSENSITIVE

El 70% del sistema inmune está en la barriguita

Gran parte del sistema inmune, que es el encargado de proteger a los niños de las infecciones, se encuentra en la barriguita de tu pequeño. Exactamente el 70%, por eso debes prestarle atención a su buena digestión e incluir alimentos con fibra como frutas, verduras y cereales integrales en su dieta, para poder apoyarla.
Una buena digestión va a permitir que las bacterias buenas del sistema digestivo se mantengan estables, así podrán alimentarse correctamente con los prebióticos, es decir sus nutrientes estrella y de esta manera, apoyar el desarrollo del sistema inmune.
Conoce más sobre la relación que existe entre las defensas de tu hijo y su barriguita en 5 pasos.

1. Desde el nacimiento interviene el intestino
Al nacer, el cuerpo de los niños empieza a reconocer lo que puede ser potencialmente dañino y esto lo aprende a través del intestino.
2. Se forma un grupo de bacterias buenas
Este grupo de microorganismos se llama microbiota y es mucho más numeroso que todas las células del cuerpo juntas.
3. Las bacterias protegen a los niños desde su barriguita
Una vez se forma la microbiota, es decir el grupo de bacterias buenas, es relativamente constante para el resto de la vida y trabaja para fortalecer el sistema inmune y defender el bienestar del organismo.
4. Los HMOs, ingredientes claves para la nutrición y protección de los niños
Los HMOs están presentes en la leche materna. Estos se convierten en el alimento que las bacterias buenas usan para mantenerse vivas. En parte es gracias a este componente que estudios han demostrado que los niños alimentados con leche materna tienen una mejor digestión y un sistema inmune que los hace más resistentes.
5. Después de los 2 años, la barriguita de tu hijo y su sistema inmune siguen
conectados

Una vez crecen, los niños necesitan mantener las bacterias de su barriguita estables para que estas los sigan protegiendo y puedan llevar una vida feliz.

Fuentes:
Abbott Nutrition Health Institute Infohgraphic HMO August 2017

SIMILAC 3 KID PROSENSITIVE
Privacy Policy
Terms of Use